A lo largo de dos años y medio, las alergias estacionales han coexistido con el COVID-19. Y según los expertos, ha sido cada vez más difícil diferenciarlos. El virus SARS-CoV-2 que provoca la enfermedad ha evolucionado y mutado más de una vez, dándonos como resultado variantes y subvariantes. Cada una de ellas con características particulares.

El COVID‐19 es muy variable, y va desde una infección asintomática hasta neumonía y consecuencias potencialmente mortales. Síntomas como fiebre, tos o pérdida del sentido del olfato (anosmia) o del gusto (ageusia), pueden ayudar a detectar tempranamente si la enfermedad está presente.

comentarios (0)

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>