En Inglaterra, por ejemplo, las personas contagiadas debían aislarse durante diez días, pero desde el 22 de diciembre pueden aislarse solo siete días si presentan un test negativo en los días seis y siete. La medida aplica igual para todas las personas, sin importar su estatus de vacunación. En Reino Unido la variante ómicron ha generado escasez de personal en los negocios, en los trenes y en los servicios de salud. Richard Tedder, miembro de la Red de Virología Clínica de Reino Unido, dijo que esta medida está basada en la suposición de que una persona con dos tests negativos tiene pocas probabilidades de transmitir el virus. “En un balance de probabilidades esto es probablemente correcto”, dijo Tedder en el portal Science Media Centre. Tedder, sin embargo, advierte que tiene dos reservas. La primera tiene que ver con que en Inglaterra las personas pueden hacerse unos tests por sí mismas que pueden ser menos sensibles que una PCR. Y su otra advertencia es que la disminución en el tiempo de aislamiento debería aplicar solo para aquellas personas que no tengan alguna condición previa o que estén bajo una terapia que afecte su sistema inmune, ya que en estos casos el virus puede actuar de manera diferente.

comentarios (0)

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>