El lunes, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE.UU. (CDC, por sus siglas en inglés), publicaron su nueva guía.

“Las personas con covid-19 deben aislarse durante cinco días y si están asintomáticas o si sus síntomas están mejorando (sin fiebre durante 24 horas), sigan con 5 días de usar una máscara cuando estén cerca de otras personas, para minimizar el riesgo de infectar a las personas con que se encuentren”, dicen los CDC en su sitio web.

La medida llega en un momento en que EE.UU. registra récords de contagio desde el inicio de la pandemia.

El 27 de diciembre, los CDC reportaron 441.278 casos, de lejos la mayor cifra de casos diarios que haya reportado el país.

Según Fauci, el recorte del aislamiento es una manera de evitar que “mucha gente quede por fuera (de sus actividades)” ante el gran número de casos que están teniendo y que aún esperan tener por ómicron.

Los CDC indican que este cambio está motivado en la ciencia, que ha demostrado que la mayor transmisión del SARS-CoV-2 ocurre en las etapas tempranas de contagio, generalmente entre 1 y 2 días antes del desarrollo de síntomas, y 2 ó 3 días después del desarrollo de síntomas.

Críticas

El anuncio de los CDC y las explicaciones de Fauci han despertado críticas.

Una de ellas es la de Eric Topol, profesor de Medicina Molecular y vicepresidente del instituto de investigaciones en biociencia Scripps Research, en California.

En un artículo titulado “Un muy mal día en los CDC”, publicado el 28 de diciembre en su blog, Topol enumera cinco razones por las que considera “vacua” la medida.

Primero, reconoce que aunque hay que evitar mayores disrupciones en la fuerza laboral y la gente común, “no hay datos o evidencias que respalden la medida”.

Segundo, critica que los CDC no indiquen que la persona aislada deba hacerse un test de antígenos o PCR que muestre que ya no es positiva y que por lo tanto puede circular.

Tercero, menciona que no hay suficientes datos acerca de cuánto dura la diseminación y el tiempo de eliminación del virus en su variante ómicron, algo que sí se conoce para la variante delta, por ejemplo.

Cuarto, el experto señala que la guía de los CDC “no mencionan ni una sola palabra” acerca del estatus de vacunación de la persona contagiada.

“Sabemos por estudios anteriores que hay una eliminación (del virus) más rápida entre los vacunados que entre las personas que no fueron vacunadas, pero la recomendación de los CDC no tiene en cuenta esto”, escribe Topol.

Y por último, apunta que la guía de los CDC “asume que todas las personas manejan el virus de manera similar cuando, de hecho, existe una variabilidad considerable”.

comentarios (0)

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>