Cd. Victoria, Tamaulipas.- Después del caos por el tema de los “packs”, la Procuraduría General de Justicia de Tamaulipas PGJT y la Policía Cibernética del estado lograron identificar a los responsables de publicar en internet cientos de archivos, que contienen miles de fotografías de mujeres y niñas victorenses desnudas, algunas de ellas menores de edad.

Al parecer los hechos comenzaron después del 26 de diciembre, cuando fueron creadas en Twitter las cuentas “Pack Victoria” y “Pack Victoria 2”; ahí se ofreció a los usuarios acceso a las fotografías luego de cumplir con un depósito vía Oxxo.

Cabe recalcar que la investigación se llevó a cabo por los delitos de incitación a la pornografía, ultrajes a la moral y chantaje, pues exigían dinero a las víctimas para bajar las imágenes de la red.

A su vez, el vocero de Seguridad Pública, Luis Alberto Rodríguez explicó que no es nueva la oferta de pornografía mediante esta red social, afirmando que esta situación no se da solamente en ciudad Victoria, puesto que se han detectado en otras ciudades del estado, sin que esto desemboque en una problemática.

Incluso, información de algunas publicaciones en redes sociales aseguraron que varias de las imágenes publicadas no pertenecen a las víctimas, pues en las carpetas mostraban una imagen de su rostro acompañada de desnudos de otras personas, de igual manera se conoció que las fotografías ofrecidas recientemente no son producto propiamente de un “hackeo” a las cuentas personales, sino de una recopilación de imágenes que en algunos casos fueron enviadas por personas cercanas a las víctimas, hasta con ocho años de antigüedad.

Ante los hechos, el DIF nacional en conjunto con el INAI, presentó la campaña “Pensar antes de sextear” en donde advertían sobre los peligros de enviar imágenes íntimas.

1. Sextear es parte del ejercicio de nuestros derechos.

El sexting se refiere a la realización de fotografías y/o vídeos de contenido erótico o sexual y su intercambio a través de teléfonos móviles de manera consensuada y libre entre las personas involucradas.

2. La difusión de imágenes sexuales sin consentimiento es el problema, no sextear. No se debe confundir o equiparar el sexting con otras conductas como la pornografía infantil. El sexting es un intercambio que se da dentro de una esfera íntima.

3. Cuando una de las personas viola este acuerdo, se produce el problema. Delitos como la extorsión sexual son consecuencia de la difusión sin consentimiento de estas imágenes o vídeos.

4. La estigmatización del sexting es similar a la promoción del abstencionismo sexual: invita a anular una práctica en lugar de protegerla. La campaña perpetúa roles y estereotipos sobre las mujeres, quienes son retratadas como responsables de la violencia sexual que se ejerce contra ellas.

5. ¿Por qué no mejor promover un sexting seguro en lugar de estigmatizarlo? Frente a estas problemáticas, debe avanzarse en el sentido contrario: generar información sobre cómo ejercer la sexualidad en línea de manera libre, autónoma y segura.

comentarios (0)

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>