Según diplomáticos y empresarios, la firma energética francesa Total y el gigante industrial alemán Siemens esperan firmar pronto un acuerdo con Cuba para construir una planta de energía eléctrica a gas de 600 megavatios en la isla.

Las dos empresas encabezan un consorcio que ha estado en negociaciones con Cuba desde el año pasado cuando ganaron una licitación para el proyecto, dijeron las fuentes, que no identificaron a los otros miembros.

Pese a las expectativas, las fuentes advirtieron de que muchos detalles del proyecto se siguen negociando y que la combinación entre las sanciones de Estados Unidos y la burocracia comunista cubana no daba garantías de que el acuerdo se cierre.

El posible negocio es el más reciente ejemplo de empresas de la Unión Europea que tratan de aprovechar la apertura de Cuba a la inversión extranjera.

En el proyecto Bahía de Matanzas, a 124 kilómetros al este de La Habana, Total recibiría el gas líquido del exterior y luego lo almacenaría, procesaría y suministraría a la planta, que sería construida por Siemens, dijeron las fuentes.

La capacidad total de generación eléctrica de Cuba es de alrededor de 6,000 megavatios y la demanda está aumentando por el crecimiento del turismo, la digitalización y la demanda del nuevo sector privado.

Alrededor del 95% de la electricidad en Cuba se genera con combustibles fósiles, pero el gobierno comenzó un programa para generar un 24% con fuentes renovables para 2030.

comentarios (0)

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>