Ciudad Victoria, Tamaulipas.- Desde que la penosa e inhumana noticia sobre los recursos para los damnificados de los sismos salió a la luz, varios Investigadores del Centro de Investigación y Docencia Económica (CIDE) se han encargado de rastrear aquellas donaciones hechas a bancos, fideicomisos privados y organizaciones sin dar con ninguna pista.

La realidad es que esos millones de pesos en donativos a fondos privados para los damnificados de los sismos de septiembre en el País es incierto, pues no hay datos que permitan hacer una estimación total de lo donado, sobre la coordinación para ejercer los recursos ni transparencia respecto al destino.

Según reportes de las investigaciones que se han hecho, al menos se concentraron 2 mil 864.5 millones de pesos en instituciones bancarias, si se agregan las “multiplicaciones” que se hicieron por pesos donados, incluso hay otros 2 mil 25 millones que recibieron organizaciones registradas ante el SAT como donatarias autorizadas lo único malo para la ciudadanía pero bueno para el corrupto gobierno federal es que estas mismas carecen de reportes de cómo canalizaron la ayuda para atender los estragos de los sismos del 7 y del 19 de septiembre que afectaron a la Ciudad de México, Oaxaca y Morelos, principalmente.

A su vez, se dio a conocer que un estudio del Programa Interdisciplinario de Rendición de Cuentas (Pirc) del CIDE ejemplifica que en 5 de 10 instituciones que colectaron no pudieron conocer el monto de lo recaudado, ya que no pudieron tener acceso a la información de cuánto se pudo recaudar, teniendo idea de que la mayoría serían para reconstrucción y atención de las emergencias.

Cabe destacar que reportes de fuentes oficiales, la opacidad está en Scotiabank, Ayuda Santander, Intercam Banco, Multiva y HSBC, mientras que Banorte, Bancomer, Banamex, Banco Azteca e Inbursa sí cuentan con esta información, pero es inaudito pensar que el Gobierno federal ha tenido completa responsabilidad a través del Consejo Nacional de Protección Civil al tratarse de un desastre natural, ya que tiene la posibilidad de ejercer vigilancia sobre los fondos colectados por bancos según el Artículo 68 de la Ley General de Protección Civil.

Personas como Hilaria que perdieron todo en los sismos de septiembre solamente recibieron Cobijas y comida, viviendo actualmente en un campamento en el Centro, pero a pesar de eso, esta mujer ha resultado ser un ejemplo de humildad puesto que ha expresado que tiene consuelo al pensar que todo lo recaudado ha sido para damnificados de otros estados que lo necesitaban más.
Bien se dice que todo en esta vida se paga, y los diferentes líderes del gobierno Federal así como todos sus cómplices tarde que temprano recibirán sus frutos corruptos sembrados, ya que un acto así no se puede quedar en la nada.

comentarios (0)

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>