Respecto de las acusaciones recientemente recibidas por el exgobernador de Veracruz, Javier Duarte, sobre la suntuosa vida que llevaría su familia en Londres, el ex funcionario manifestó que su esposa y sus tres hijos viven con 171,000 pesos mensuales, unas 7000 libras.

“Viven de forma austera”, dijo.

Duarte explicó la situación en un contacto telefónico desde el Reclusorio Norte con Ciro Gómez Leyva en Radio Fórmula, donde denunció que su esposa, Karime Macías, vive una persecución política, pues ella jamás fue funcionaria pública.

“Esto es todo un escarnio y mi esposa no tuvo nada que ver, nunca fue funcionaria, su labor era honoraria y no tenía sueldo, ni responsabilidad administrativa, ni recursos, ni mando sobre funcionarios que hubieran manejado recursos publicos”, dijo Duarte en la entrevista.

Asimismo, añadió que “todo esto demuestra la ignorancia y la mala fe de algunas personas”.

Vale mencionar que su esposa, Karime Macías, sólo tuvo un cargo honorario en el DIF de Veracruz, del 2012 al 2016.

Batalla de poder

El año pasado el entonces gobernador de Veracruz, Miguel Ángel Yunes Linares, difundió imágenes en las que se mostraba a Karime Macías, viviendo en Londres, a un kilómetro de distancia de la residencia de la reina Isabel, en Belgrave.

Al respecto, el ex funcionario resaltó que “estos ataques son más alla de lo impensable. No se meten con el servidor, sino con su familia. Con mi esposa y con mis tres hijos.

“Ellos son niños de 14, 11 y 6 años que viven con mi esposa y sin servicio domestico. Ella vive sola con los niños, de repente va mi suegra y mi madre, y nadie más”, explicó Duarte.

Cuando oportunamente Yunes dio a conocer el estilo de vida de la familia de Duarte, reveló que sus hijos asistían a un colegio de paga y que Macías acudía al gimnasio, a una academia de idiomas y a una sala de tratamientos faciales.

Proceso conflictivo

Durante la charla, consultado sobre su proceso penal, remarcó que “me pusieron una pistola en la cabeza”.

“Me obligaron a hacerlo, ya lo puedo decir, me pusieron en la pistola en la cabeza, me obligaron a aceptar la sentencia. Fue la PGR”, dijo el ex gobernador, explicando los motivos por los cuales sus abogados impugnaron el fallo inicial.

“El ser primodelincuente me beneficia con el 50% de la pena”. Por eso de los 9 años iniciales, sólo cumpliría cuatro y medio, de los cuales lleva transcurrido sólo dos.

En otro sentido, subrayó que “no existe una cuenta, no existe un cliente, no existe una operación, no existe una empresa en donde yo o alguien de mi familia aparezca, sólo están los dichos de estas personas que confiesan haber cometido estos ilícitos y por el simple hecho de que lo hicieron por órdenes mías les quitan los delitos y les dan lo que la ley señala como criterios de oportunidad, que son testigos protegidos y andan como si nada en la calle”.

Indicó además que en la actualidad se está concentrando en tres pilares importantes: su familia, libertad y reconstruirse. Sobre este último dijo que será una vez que se den los dos primeros: “el ver que hacer de mí”.

comentarios (0)

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>