México.- El exjefe capitalino Marcelo Ebrard y coordinador regional de la coalición “Juntos Haremos Historia”, expresó en su cuenta oficial en Twitter que los homicidios dolosos aumentaron en los estados gobernados supuestamente por el Partido Acción Nacional (PAN).

Según cifras, lo dicho por Ebrard es engañoso, ya que su afirmación está sacada de contexto, lo que deriva en conclusiones equivocadas, según el reporte del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP).

Según el reporte del Secretariado Ejecutivo Nacional de Seguridad Público (SESNSP), en las cifras de Ebrard hay inconsistencias menores en seis de 10 estados, pero hay graves errores en los cuatro restantes: el exjefe de gobierno capitalino describió a Guanajuato y Veracruz con un incremento de homicidios dolosos muy superior al real; incluyó a Nayarit —gobernado por el priista Roberto Sandoval Castañeda de 2011 a 2017—, que no debió ser parte de la lista de estados panistas con la dirigencia de Anaya; mientras que con Puebla se quedó corto.

El exjefe de Gobierno utilizó fechas incorrectas para tres estados: Guanajuato, Puebla y Veracruz. Ricardo Anaya ocupó la dirigencia del Partido Acción Nacional (PAN) en agosto de 2015 y renunció en diciembre de 2017,

En Guanajuato, gobierna Miguel Márquez Márquez del PAN desde 2012, aunque Ebrard usó sólo el periodo 2016-2017; Nayarit lo gobernó el priista Roberto Sandoval Castañeda de 2011 a 2017, por lo que no debió estar en la lista; en Puebla se comparó 2016-2017 cuando lo correcto hubiera sido hacer el cálculo desde 2015, y por tanto el porcentaje reportado por Ebrard, de 54 %, se quedó corto ya que en realidad fue 84.2 %; por último, en Veracruz la cifra es menor a lo indicado, ya que se calculó desde 2015, cuando el priista Javier Duarte de Ochoa todavía era gobernador del estado.

Jesús Orta, asesor del equipo de Ebrard, reconoció a Verificado 2018 que los cálculos en cuestión no son correctos, ya que se consideraron distintos periodos para los estados, además de que no se debió incluir a Nayarit en la lista. Y aclaró que esto no fue con intención de mostrar el incremento en los homicidios en dichos estados.

Otro error de las cifras de Ebrard es un aspecto metodológico, ya que los homicidios se consideraron en números netos y no en tasas por cada 100 mil habitantes, lo que no permite observar la proporcionalidad, información que es relevante para el análisis como lo señala un artículo realizado por Data4. Y es que para medir la intensidad del fenómeno se debe considerar el tamaño de una población: no es lo mismo que mueran asesinadas 50 personas en una población de mil habitantes que en una de 100 mil. Por ejemplo, en Veracruz, en 2017, se reportaron mil 641 homicidios; es decir, 20.1 por cada 100 mil habitantes; mientras que en ese año Baja California Sur reportó 560 homicidios con una tasa de 69.15 por cada 100 mil habitantes.

.

comentarios (0)

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>