Ciudad Victoria, Tamaulipas.- El amor no tiene barreras, ante las injusticias que se viven hoy en día sobre el tema del racismo y más aún con las nuevas políticas de Trump hacen que los deseosos a casarse no puedan hacerlo libremente si son de nacionalidades diferentes, tal es el caso de un estadounidense y una mexicana se casaron en la puerta de una cerca fronteriza entre Estados Unidos y México que se abre por apenas una hora cada año.

Al parecer este sábado se realizó la boda en el Border Field State Park en San Diego, siendo la primera que se efectúa en el lugar conocido como “La puerta de la Esperanza”, cuando Evelia Reyes, que llevaba velo y un vestido de boda blanco y largo, abrazó a Brian Houston de San Diego después de firmar los documentos que los convirtieron en marido y mujer.

El recién casado, Brian Houston, ciudadano estadounidense, declaró que aunque los divida una enorme cerca aquí, hay amor desde ambos lados de la frontera, así mismo indicó que no podía ir a Tijuana por razones que no quiso explicar, pero aclaró que hablaba todos los días con su prometida.

Asimismo informó que aunque la pareja ha contratado a un abogado para tramitar la residencia permanente de Reyes a fin de que ella pueda reunirse con Houston en Estados Unidos, podría tardar más de un año, pero durante el evento, los agentes de la Patrulla Fronteriza abrieron la puerta en la cerca fronteriza durante una hora desde el mediodía para permitir a miembros de la familia de Estados Unidos cruzarla parcialmente para reunirse y abrazar a sus parientes en México por escasos tres minutos cada uno antes de despedirse entre lágrimas.

Al parecer, es la sexta ocasión que la puerta se abre desde 2013, para permitir que personas de Estados Unidos y México que no pueden cruzar legalmente se visiten sin temor a ser deportados, pero no pudieron hacerlo sin la ayuda del director ejecutivo del grupo Border Angels (Angeles Fronterizos), el cual organiza las aperturas de la puerta, recibiendo las peticiones de encuentros de las familias y presenta los nombres al Departamento de Estado, que realiza una revisión y decide a quiénes permitirá reunirse brevemente.

Resulta impactante pensar que mientras algunos pretenden construir muros, otros quieren abrir puertas, definitivamente la apertura de la puerta volvió a confirmar que el amor destruye muros, barreras, cualquier tipo de situación negativa que se llegue a presentar.

Cabe mencionar que la boda se realizó a unos 24 kilómetros (15 millas) al oeste de donde se han construido ocho prototipos del muro fronterizo para el presidente Donald Trump.

 

comentarios (0)

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>